‘Matungo’: Pieza clave en red internacional de tráfico de armas

‘Matungo’: Pieza clave en red internacional de tráfico de armas

Los investigadores creen que Ramírez Cantero era el nexo en nuestro país de la banda que contrabandeaba fusiles desde Argentina a organizaciones criminales de Paraguay y Brasil, y que cayó luego de la “Operación Palak”, en la que se decomisaron mil armas de grueso calibre.

“Matungo” ya fue detenido en septiembre de 2016 en Asunción, durante un allanamiento en una armería clandestina. No obstante, fue liberado en 2018, mientras seguía el proceso en su contra. Actualmente se desarrolla un juicio oral. No obstante, los investigadores creen que a la par del proceso judicial, Ramírez seguía traficando armas al Brasil.

‘Matungo’ ahora se encuentra en el foco de investigadores argentinos y norteamericanos, gracias a un informe de la agencia Homeland Security Investigation (HSI) en Miami, que dentro del marco del megaoperativo contra el tráfico de armas, descubrió datos de una encomienda sospechosa, en la que se estarían enviando partes de armas desde Estados Unidos a la Argentina.

Los agentes determinaron que Ramírez tendría una relación estrecha con Román Ragusa, otra pieza clave en el tráfico de armas, y que aún no había sido detenido tras el megaoperativo.

La teoría de los uniformados es que “Matungo” recibía las armas que le enviaban otros supuestos líderes de la banda, como los Ragusa – Roman, Ricardo Guillermo Deisernia, alias “El Tuerto Richard”, y el odontólogo Hernán Castillo.

Aparentemente, la ruta de las armas partía en colectivos desde Buenos Aires, Córdoba, Bahía Blanca y Rosario para llegar a Pedro Juan Caballero. Esto, a través, de una empresa fantasma, creada por el socio de ‘Matungo, identificado como; Carlos León.

Una vez en la capital del Amambay, los cargamentos de contrabando serían entregados a organizaciones narcos con control de las fronteras para que ‘Matungo’ concrete las “exportaciones” a Brasil sin inconvenientes.

Los investigadores sostienen dicha teoría en base al hallazgo de una ametralladora calibre .50 en Pedro Juan Caballero que pertenecería a León y que se habría utilizado en el asesinato de un jefe narco en la zona, asi como en el ataque al senador Robert Ramón Acevedo Quevedo en el 2010, que se salvó de milagro.

Todo forma parte de la operación ‘Palak, que consistió en 38 allanamientos en contra del tráfico de armas, por parte de autoridades argentinas, españolas y estadounidenses.

Los agentes aseguran que los acusados montaron una organización que enviaba armamento a Pedro Caballero y tenía como destinatarios finales las organizaciones criminales de Comando Vermelho y Primer Comando Capital.
Con información de Clarín.

Notas Relacionadas