¿Un enviado de Dios?

¿Un enviado de Dios?

En medio de una misa en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores de Brasil, un perro llegó hasta el altar en donde cantaba el sacerdote.

Este último, en medio de la homilía, jugó con la mascota, llevándose la atención de todos los feligreses.

Notas Relacionadas