Portillo llegó 3 horas tarde y con seis guardias

Portillo llegó 3 horas tarde y con seis guardias

Carlos Portillo, liberal de Alto Paraná, es otro de los diputados protagonistas del bochorno en la Cámara Baja.

En primer lugar llegó tres horas tarde y con seis guardias que impidieron a los medios de prensa hacerles consultas sobre su postura luego de que sea salvado de un plumazo.

NOTA RELACIONADA: Diputado blindado: «No siento la indignación ciudadana»

Portillo es investigado por tráfico de influencias luego de que supuestamente pida a una mujer USD 3.000 para modificar un fallo judicial. El caso explotó luego de que sea descubierto a través de un audio.

Con empujones a los periodistas que deseaban consultarle sobre su parecer tras ser salvado, ingresó a la sala sin contestar ninguna pregunta.